Dodo, Ave Extinta

El Dodo (Raphus cucullatus) es una especie extinta de ave. Era un ave no voladora endémica de las islas Mauricio, situadas en el océano Índico. El dodo, así como otras aves del océano Índico, entre ellas el solitario de Rodríguez y el ibis sagrado de Reunión, estaba relacionada con las palomas que habían dejado de volar para volverse terrestres.
La extinción del dodo a finales del siglo XVII, lo ha convertido en el arquetipo de especie extinta por causa de seres humanos
Por su temprana extinción, es difícil tener una descripción precisa del dodo. Las que hay se basan por un lado en las descripciones y dibujos antiguos, y por otro lado en los esqueletos y restos encontrados.
Como adaptación a la vida en la isla, los dodos perdieron la capacidad de vuelo, y con ello sufrieron también una fuerte regresión en la musculatura y de sus ligamentos en el esternón, además de una transformación en el plumaje, que se volvió filamentoso; la cola se acortó extraordinariamente y quedó provista de solo unas pocas plumas arqueadas y fijadas débilmente.
Partiendo de esto, se puede decir que el dodo era un ave de aproximadamente un metro de altura, de plumaje grisáceo y con un peso que está en un rango de entre 9.5 y 17.5 kg.
Su pico era muy largo (23 cm) y con una punta en forma de garfio que probablemente le permitía romper las cortezas de los cocos. Sus patas eran amarillas y robustas, con unas cuantas plumas rizadas en su parte de atrás. Tenía unas alas muy pequeñas, que unidas a su gran peso y un esternón insuficiente para soportarlo le hacían incapaz de volar. Las crónicas de la época hablan de su gran apetito, lo que seguramente en cautividad y con comida disponible causara su sobrepeso.
El ser humano llegó a su hábitat en el siglo XVII. Las primeras noticias que se tuvieron en Europa del ave parecen datar de 1574; en1581 un conquistador español llevó un ejemplar a Europa. Los descubridores portugueses llamaron “dodo” («estúpido» en el habla coloquial portuguesa) al ave por su torpeza y la facilidad con que podía ser cazada (el dodo evolucionó sin ningún contacto con seres humanos, por lo que no los veía como una amenaza).
La llegada del hombre acarreó la propagación de nuevas especies en la isla, incluyendo cerdos, macacos cangrejeros, perros, gatos y ratas, la aparición de nuevas enfermedades y la propia destrucción de los bosques, de los cuales dependía en gran medida la subsistencia del dodo. Se estima que el saqueo de sus nidos por parte de las nuevas especies tuvo un efecto más devastador que el de la caza. Como consecuencia se produjo la completa extinción de esta ave un siglo después de la llegada de seres humanos a la isla.
El último ejemplar fue visto por última vez en 1662,10 aunque existe un avistamiento por parte de un esclavo escapado en 1674, y se estima que debió de existir hasta 1690.
Infografía
La rejilla de la infografía del Dodo fue creada siguiendo las características principales de su morfología (formas redondeadas y grandes). La rejilla está compuesta por un conjunto de círculos de diferentes tamaños y arcos de diferentes radios, todos en orden según su tamaño.
Después de un análisis acerca de las características principales del dodo escogí la que más me llamo la atención y la que tenía más posibilidades de diseño. El Dodo contaba con la capacidad única de hacer germinar las semillas del llamado “Árbol Dodo” en su tracto digestivo, siendo estas totalmente infértiles sembrándolas directamente sobre la tierra. De acuerdo a esto mi propuesta de diseño consiste en un semillero portátil, conservando algunas características estéticas inspiradas en el Dodo, el cual servirá para preparar a las semillas hasta que puedan ser sembradas directamente en la tierra.
Este diseño consta de formas redondeadas, 2 domos unidos, cuenta con una manija la cual permite transportarla a cualquier lugar, de tamaño pequeño, cuenta con un cubículo de vidrio y 3 pequeños cajones que albergaran los complementos necesarios para el crecimiento de las plántulas.
Los materiales a utilizar deben garantizar la conservación óptima de la plántula y de otros implementos orgánicos que albergara igualmente. La manija debe adaptarse a las condiciones antropométricas y biomecánicas de los diferentes usuarios.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>